Vengase a Cali para que vea…

Antes de empezar a contarles de Cali, les cuento que antes de llegar aquí pasé también por Ipiales, que me resulto una ciudad bastante fea como casi todas ciudades de frontera que conozco y por Pasto que es un bonita ciudad pero sin mucho para hacer, así que tampoco me quedé mucho ahí porque la ansiedad me ganaba y quería llegar a Cali, en el medio me perdí Popayán, en donde me separé de Jany, Lea, Ale y Mauro que venían siendo mis compañeros de ruta.
Finalmente llegué a Cali y ¡wow! me ataqué un poco porque aunque ya haga más de 4 meses que estoy viajando hacía mucho que no llegaba a una Babilonia tan grande completamente solo, Así que dejé pasar unos minutos hasta que me tranquilicé, busque un hostal y salí a recorrer…
Cali como ciudad es linda pero tampoco es una cosa que me deslumbre, creo que lo mejor que tiene es su gente ya que todos te reciben super bien y tratan de hacerte sentir cómodo. También se caracteriza por la noche y la salsa. Cuando caminás por las calles nunca pasa un rato muy largo sin que escuches sonar salsa de algún negocio, bar o lo que sea (de hecho el título de este post es un pedacito de un tema de salsa que vengo escuchando desde Ecuador) y a la noche a partir del jueves siempre vas a encontrar algo para hacer, incluso las noches que estuve solo no me falto gente con quien compartir una cerveza o salir a rumbear un poco, hasta me invitaron a una fiesta del partido Verde que serían los que están en contra de Uribe y Santos (Son también de derecha pero no tanto, aunque no se bien, porque estaban todos muy borrachos para explicarme bien la ideología del partido y no entendí nada, me quiero fijar en internet pero siempre me olvido). En fin me divertí mucho en Cali, pero no voy a  llenar este espacio de anécdotas inconexas de noches de alcohol, jajaja mejor después les cuento asado y vino de por medio.
Las fotos que tengo de Cali son más que nada del centro y de un barrio que vendría a hacer el “Palermo Viejo Caleño” pero se llama “San Antoño”, es el primer barrio que existió aquí, se conserva muy colonial aún y es lo más pintoresco que puede ver en la ciudad, obviamente que también está lleno de bares que te sacan la cabeza con los precios al igual que el Palermogólico.
Ahora me estoy yendo a Bogotá pero con muchas ganas de llegar a Cartagena porque quiero un poco de playita de nuevo, pero vamos a ver que pasa…




3 comentarios to “Vengase a Cali para que vea…”

  1. Chino! parece que Cali no tuvo mucho exito, no escribio nadie! :( .
    Algunas fotos estan copadas pero es muy ciudad.
    Te quiero Primo!!
    Besos

  2. yanyito Says:

    Si, aparte no estas vos..te queremos ver.. te extrañamos!!!

  3. martín Says:

    guaro guaro guaro!
    ron ron ron!

    hágale!

    ps. hace un par de días me crucé a tu vieja en el tren.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: