Cuba, Cuba, Cuba ¡El Pueblo te Saluda!

Bueno, al fin me puse a escribir sobre Cuba, después de 1 mes y medio de haber regresado.  Voy a contarles ciudad por ciudad como vengo haciendo en este blog pero voy a empezar con un resumen de cómo viví y como vi que se vive en el sistema socialista, no es algo propio de mis relatos detenerme en los sistemas gubernamentales de los países, de hecho, no lo hice nunca hasta ahora en los otros destinos, pero creo que Cuba lo amerita, tanto por como se diferencia del resto de América Latina, como por los amores y odios que despierta.

Para espantar un poco a la derecha lectora de este blog, voy a decir que el sistema socialista cubano es el mejor que conocí hasta ahora. Claro que no es perfecto, claro que hace agua por varios lados, por supuesto que no es utópico, pero… ¿Acaso hay un sistema que lo sea? Por lo que yo ví, por lo que me contó mucha de la gente ahí viviendo y por lo cual digo que es el mejor que conocí hasta ahora es porque no hay NI UN SOLO CHICO pasando hambre, ni que carezca de vivienda, ni de la posibilidad de acceso a una educación tanto en los niveles primarios como secuandarios y universitarios…  ahora si eso no es prioridad antes que todo lo que se le puede criticar al socialismo, avísenme cuales son las prioridades y cómo funcionan en el sistema capitalista porque yo no logro verlo.


Ahora sí. Vamos ciudad por ciudad…

LA HABANA
Nuestra llegada a la Habana fue difícil, porque la mochila de Anita no llegó a destino, claro, nuestra ruta aérea fué: BUENOS AIRES – LIMA– BOGOTÁ – EL SALVADOR – LA HABANA, si después de eso tu mochila llega sin problemas, sos una persona con suerte (por supuesto que la mía era la primer mochila en la cinta, ja!). Ni hablar que encontrar oficinas comerciales que te solucionen los problemas (como nosotros estamos acostumbrados) en el aeropuerto de la Habana, no es nada fácil ¡Asist car chico!, nooo aquí no hay nada de eso, esto un país libre… ylareconchadetuliber………. Nada, todo bien, ahí fuimos entendiendo que todo iba a funcionar de otro modo. Por suerte, Donato, un representante estatal para TACA, nos prestó un teléfono para hacer los reclamos correspondientes y en 2 días apareció la mochila y por más broncas que nos agarramos  en el momento, ahora es una simple anécdota. Perdón por extenderme con esto pero así arrancó todo.

La Habana es una ciudad muy linda, muy latina, donde se respira música, colores y socialismo. Ahí conocimos gente muy agradable y gente que nos quería vender de todo. Paramos en la casa de Mirta, una mina de unos 50 años, ex militante de la Juventud comunista, de un gran corazón, muy despelotada y que usaba mucho el termino revolución para cualquier cosa (ej. Para decir ¡que desorden!, decía: ¡Que revolución hay en este living!).


Visitamos, obviamente “La habana vieja” que es la parte más turística de la ciudad, a donde van todos los quieren conocer La Habana, no se si es una porción realmente representativa de la ciudad, puede ser que si en cuanto a la cuestión edilicia, pero el clima que se vive ahí no es propio de la Habana, ya que hay mucho movimiento, muchos vendedores, mucho bar costoso, mucho disfraz y autito de los 50’s para el turismo. Al contrario de otras zonas donde uno ve todo mucho más relajado. Algo lindo de la Habana es que la gente está mucho en la calle, no existe la cultura de salir corriendo de trabajar para volver a encerrarse en casa a mirar televisión, la gente pasea más, los chicos después del colegio remontan barriletes, juegan al beisbol, o juegan en la calle a cualquier cosa. Hay mucha vida social en la calle, no se vive ese clima indiferencia (que me aturde de Buenos Aires) de siempre estar apurado por llegar a no se dónde.

Fuimos al Museo de la Revolución (excelente museo), la plaza de la revolución y el monumento a Martí, el paseo del Prado, el Capitolio, La Universidad y El morro donde el Che tenía la comandancia (muy linda la sensación estar parado ahí). Estando con Anita fue inevitable visitar el barrio chino, que no nos terminó de gustar además de que comimos muy mal, así que nos pareció una cagada jeje…

Otro lugar clave, en especial para Anita, fue descubrir “La casa del chocolate”. Eso se lo debemos a Marianita, Lau, Ele, Leti, Aye, Pato y Paula (ese séquito de pibas ya conocido para los lectores de este bolg) que nos encontramos por la calle un día que justo iban hacia ahí. Por favor si van a la Habana no se lo pueden perder. Lo rico que uno puede merendar ahí no tiene nombre.
Conocimos también un taller de artes gráficas donde nos mostraron y nos contaron cosas muy lindas relacionas con nuestra profesión.

Tomamos mucho RON, fumé muchos habanos  y comimos exquisitos platos nacionales.
Después volvimos en 2 oportunidades más para hacer escala antes de viajar y conocimos a varios personajes más parando en diferentes casas pero no voy a seguir extendiéndome más sobre la Habana…  Un día nos tomamos un colectivo y nos fuimos para Trinidad…

TRINIDAD
Es realmente una hermosura ese lugar. Todo en escala pequeña, colores agradables, música en vivo sonando de fondo y comidas riquísimas.
Ahí paramos en lo de Luis un viudo con 2 hijos, de pocas palabras pero de una amabilidad enorme, nos recibió muy bien, con una habitación muy cómoda, un enorme patio lleno de plantas y sillas mecedoras y un juguito de guayaba. Tenía una casa realmente muy linda.

Además del pueblo en sí, con el que uno queda maravillado conocimos la playa Ancón, que no se las puedo describir, pero la pueden ver en foto:


Y Topes de Collante, que es un lugar en la Selva, que está muy bien conocer, ahí nos enteramos de la existencia del ave nacional “El Tocororo” que no es solo ave nacional por llevar en sus plumas los colores de la bandera cubana sino que porque cuando lo encierran en una jaula se suicida antes que perder su libertad… es decir… ¡Libertad o muerte! ¿Les suena?…
También nos esteramos del cagadón que se manda el gobierno con la producción y con los productores de Café, Exportando el Café de mayor calidad y dejando para consumo interno uno de mucha más baja calidad, ni hablar de las ganancias de los productores (Yo avisé que el sistema no era perfecto… pero no se olviden de las prioridades)
El Lugar en si, Topes de Collante, es una locura también les dejo fotos para no estar contando lo incontable:

Después nos fuimos a Santa Clara…

SANTA CLARA
Para los que admiramos al Che Guevara, San Clara es un destino obligado, ya que se le rinde mucho tributo ahí (en todo Cuba, claro, pero acá se nota más).
La ciudad en si, es linda pero después de Trinidad, nos pareció normalita. Lo más emocionante  de todo es ir a la plaza de la revolución donde está el mausoleo del Che y de toda su columna y donde también hay un museo muy lindo dedicado a la memoria del Comandante.

Fuimos al museo del tren blindado que resume un poco este ataque clave para el triunfo de la revolución. Realmente es increíble estar ahí e imaginarse como con las pocas armas que tenía el ejército rebelde lograron bajar a ese tren. Sin dudas ahí había mucho coraje.

Visitamos la estatua del Che que hay en la puerta del partido que es muy bonita.
Subimos a la loma del capiro que es de donde bajó la columna del Che en la batalla de santa Clara. Tiene una linda vista y ahí arriba también hay un monumento dedicado a Ernesto.

También conocimos el centro cultural El Mejunje donde íbamos a tomar algo y charlar con la moza y otras personas que también nos contaron muchas cosas buenas y malas sobre el socialismo…
De ahí vuelta a la Habana y de ahí al destino final:

CAYO LARGO
las playas de este lugar son las más increíbles que vi en mi vida, arena super blanca y finita que no calienta con el sol y agua transparente que se ve de un color turquesa indescriptible.

Acá paramos en uno de estos hoteles con todo incluido. El hotel muy lindo, comimos muy bien y tomamos unos cuantos tragos por día, pero la verdad que resulta un exceso innecesario, uno lo disfruta mientras está ahí pero viéndolo un poco a la distancia es una experiencia bastante impersonal. Digo esto con respecto al hotel en sí, el lugar es un paraíso único en el mundo del que nos fuimos encantados.

En fin esa fue más o menos nuestra visita a Cuba, como siempre seguro me olvidé de contarles muchas cosas, pero siempre tiene que quedar lugar para contar anécdotas personalmente. Después nos fuimos a Costa Rica. Ya les voy a contar de Costa Rica, pero denme tiempo hoy ya escribí mucho….

3 comentarios to “Cuba, Cuba, Cuba ¡El Pueblo te Saluda!”

  1. muy buen relato chino!!! gracias por compartirlo!
    casi que opino lo mismo que vos… casi.

  2. Mélodi Lopez Says:

    Que emocionante poder escuchar tu historia.. Que bueno que sientas compartirla!!!! Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: